Blogia
el placer de devorarse

BATIK

Este restaurante indonesio en la calle Valencia ha sido el culpable de lo mal que me he encontrado todo el dia.
Tardaron 20 minutos en traernos el vino y una hora de reloj en traernos la cena. El sushi estaba malísimo y las empanadillas Gyoza eran congeladas como las que compro en el super chino. El cordero sate estaba pasable y yo pedí la sugerencia del día, langostinos picantes, simplemente incomibles. En la vida nadie ha comido nada más picante, era repugnante. De postre pedí 3texturas de chocolate, bastante empalagoso. Encima derramé el café irlandés. Casí no he pegado ojo de lo mala que estaba... yo siempre he comido demasiado picante incluso, pero eso me superó. No pienso volver jamás!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

noe -

Pues no, no exagero. No gano nada con eso!! Y pido sushi porque considero que si lo tienen en la carta es porque saben hacerlo... En fin... que me basta con no volver...

yo -

No será para tanto, creo que exageras un poquito, además...si es indonesio porqué pides comida japonesa? jajajaja XD
Y lo del cafe irlandés...veo que ese día te despertaste con el pie izquierdo porq no diste ni una, jajajaja

nadine -

Uy, con lo buenas que son las gyoza menudo trauma que fueran congeladas!! por cierto, en qué super las compras? quiero preparar una cena asiática un día de estos ;)

carlos -

Espero que el 'no pienso volver jamás' se refiera al Batik y no al blog. :-( Bechitos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres